«Mis raíces las arrancó el mar, pero aprendí a nadar»

18 de abril de 2017

Compañera de hoy, no quiero
otra verdad que la tuya, vivir
donde crezcan tus ojos
[...]
Alfonso Costafreda


Saberte de su piel,
de los escalofríos que incitan sus caricias,
de la saliva que impregna sus labios,
del flujo que florece en su sexo, 
y, quedarte, inexorablemente, 
con la rebelión que brota en sus ojos,
con esa mirada que abiertamente enfrenta a este desmadejado mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario